#WearYourBleisAtHome, El traje de sastre cruzado

En sastrería existen dos tipos de chaqueta, nombrados por el número y la disposición de sus botones: el traje de abotonadura simple y el traje de abotonadura cruzada o doble.
El traje de doble abotonadura está considerado como el más elegante de los trajes de sastre, y pese a que ha sido relegado a un segundo plano durante los primeros años del S.XXI, esta prenda vuelve con más fuerza que nunca.

En este journal conoceremos un poco su historia y lo adaptaremos al estilo de una mujer Bleis, aportándole comodidad para poder disfrutarlo también estos días.

Un poco de historia del traje de sastre cruzado

El traje de sastre cruzado es una de las piezas características de la sastrería británica. Esta prenda realmente comenzó a cobrar importancia a partir de la Gran Guerra, ya que antes del conflicto bélico estaba reservada al uso de la realeza.

En el periodo de entreguerras se convirtió en una prenda muy ligada a la cultura inglesa, en gran medida por la influencia de Eduardo VIII, el Duque de Windsor, uno de los líderes en tendencias en la primera mitad del S.XX. El duque de Windsor era experto en combinar a la perfección prendas de vanguardia con otras más clásicas y un confeso amante de la sastrería. Su estilo influenció de forma significativa a la sociedad, tanto que años después la marina británica comenzó a llevar trajes de doble abotonadura en unos de sus uniformes más emblemáticos.

Tras la Segunda Guerra Mundial, sobretodo durante los años 50, este tipo de traje de sastre se convirtió en todo un símbolo del bloque capitalista y conservador, representando la elegancia clásica y distintiva, alejándose bastante de las razones vanguardistas por las que el Duque de Windsor años atrás decidió lucirlo.

Diseñadores como Dior fueron poco a poco introduciendo el traje de sastre en la mujer, aunque no todavía como lo conocemos actualmente. Sin embargo, la época dorada de esta prenda tuvo lugar en los años 80 y 90, asociándose directamente con Wall Street y los hombres de negocios, que hicieron de los diseños cruzados, de corte ancho y hombros exagerados, un uniforme. Es también en estos años cuando el traje de sastre femenino cobra gran importancia, añadiendo también diseños cruzados a su armario, muestra del creciente empoderamiento de la mujer.

Los primeros años del S.XXI, este tipo de traje quedó en segundo plano, ya que la tendente evolución de la sastrería hacia lo informal y casual, no terminaba de encajar con el traje de doble abotonadura.

La tendencia actual y nuestra propuesta

En los últimos dos años grandes firmas han apostado por su vuelta, y las pasarelas reivindican la faceta más sport y casual de este tipo de sastrería. En Bleis consideramos que el traje de sastre de doble abotonadura es una prenda muy versátil, que hoy en día no tiene porque relegarse a un ámbito clásico y formal.

En esta propuesta hemos optado por un fondo de armario esencial, el traje de doble abotonadura azul plomo, de la colección cápsula Dad&I. Tanto en la blazer como en el pantalón, destacan la comodidad por el corte de las prendas y su tejido ligero y suave. Para armar un look más casual y deportivo, hemos combinado nuestro traje con un polo de punto en color beige y bolsillo en contraste azul marino. Las prendas de colores lisos y claros siempre aportarán más luz a nuestro traje.

Finalmente como complementos hemos elegido una gorra beisbolera de color beige y unas deportivas azul marinas, que le añaden al look la esencia deportiva e informal.

Comments

There are no comments yet.

Leave a comment